¡Nuevo contenido todas las semanas!

Printed From:

Coronavirus. Organización Mundial de la Salud

A continuación, compartiremos las respuestas de la Organización Mundial de la Salud a las preguntas frecuentes relacionadas con el coronavirus.


¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.


¿Qué es la COVID-19?

COVID-19 (acrónimo del inglés coronavirus disease 2019), también conocida como enfermedad por coronavirus, es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2. Se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan (provincia de Hubei) en diciembre de 2019. En tres meses se propagó a prácticamente todos los países del mundo, por lo que la Organización Mundial de la Salud la declaró pandemia.

Produce síntomas similares a los de la gripe, entre los que se incluyen fiebre, tos, falta de aire, dolores musculares y fatiga. También se ha observado la pérdida repentina del olfato y el gusto. En casos graves se caracteriza por producir neumonía y síndrome de dificultad respiratoria aguda.

A continuación, repasaremos la información más actualizada hasta el momento por parte de la Organización Mundial de la Salud.


¿Cómo se propaga el COVID-19?

La forma más frecuente de transmisión entre personas se debe a las pequeñas gotas (conocidas como microgotas de Flügge) que se emiten al hablar, estornudar, toser o espirar.

Las rutas de transmisión de persona a persona del SARS-CoV-2 incluyen transmisión directa, como tos, estornudos, transmisión por inhalación de gotas y transmisión por contacto, como el contacto con las membranas mucosas orales, nasales y oculares.

Los síntomas aparecen entre dos y catorce días, con un promedio de cinco días después de la exposición al virus. La transmisión se puede prevenir con el correcto lavado de manos, uso de barbijos, tosiendo en la parte hundida del brazo opuesta al codo y el diagnóstico precoz de la enfermedad, con posterior aislamiento del infectado.


¿Puede transmitirse a través del aire la COVID-19?

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con las gotitas respiratorias, más que por el aire.


¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?

El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo.


¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?

El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.


¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

  1. Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
    ¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pudiera haber en sus manos.

  2. Mantenga una distancia mínima de 1 metro entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
    ¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca las microgotas que pueden contener el virus.

  3. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca
    ¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

  4. Tanto usted como las personas que le rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
    ¿Por qué? Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

  5. Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.
    ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud lo dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también lo protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

SAAR.DIA.20.04.0203 04/2020

Su médico es su referente, asegúrese de seguir sus indicaciones y visitarlo periódicamente. Ante cualquier duda consulte con su médico tratante.
Sanofi Aventis Argentina S.A. Cuyo 3532 (B1640GJF) Martínez, Provincia de Buenos Aires Argentina. Tel: (011)4732-5000.
www.sanofi.com.ar